22 de septiembre de 2014

Tiempo de mermeladas

 

Hoy nos queremos poner muy dulces para presentaros tres empresas navarras que elaboran de forma artesanal y muy natural deliciosas mermeladas. El mimo y el cariño con que las realizan se complementan con las extraordinarias materias primas que utilizan y un proceso de elaboración tradicional que da como resultado un producto de calidad, sin aditivos ni colorantes ni conservantes y que les ha valido formar parte de la familia Reyno Gourmet.


Empezamos con la empresa más antigua: Anko Conservas Artesanas. Es una empresa familiar que fue fundada en Cadreita en 1959 y que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos pero preservando la esencia de sus productos sanos y equilibrados. Sus mermeladas se elaboran con más del 65% de fruta de gran calidad, siendo el resto azúcar . Así pues, consiguen una mermelada artesana sin conservantes ni colorantes y sin aditivos artificiales. Comercializa una línea de productos tradicionales y otra de ecológicos y cuenta con una amplia variedad de sabores de frutas entre sus mermeladas: melocotón, ciruela, pera, albaricoque, mora de zarza y arándanos,…


Por otra parte, en Irurita, hace 10 años, María José Brust decidió montar su propia empresa empujada por la escasez de trabajo y la necesidad e interés por compaginar su vida laboral con el cuidado de sus hijos. Así nació Mermeladas Irular. María José suele utilizar como materia prima los productos de su huerta, y cuando tiene que comprar a otros productores siempre cuida al máximo la selección de frutas para que sean frescas y estén en su punto de maduración. Entre los sabores que oferta Irular se encuentran combinaciones novedosas y originales como el de pera, nuez y ron; fresa con menta; higos y melocotón o piña con ron… deliciosas mezclas que podemos comer acompañando numerosos postres como helados, yogures, quesos curados o tartas.

Y por último no nos podemos olvidar de Mermeladas Aidin, que aunque es un proyecto muy nuevo, liderado por otra mujer, Inma Montosa, ha entrado con fuerza en el sector. Está ubicada en Ororbia y entre sus prioridades se encuentra elaborar mermeladas ecológicas cuyos sabores y combinaciones promocionen de manera especial la cultura navarra. Como es el caso de la mermelada del Peregrino, con la que pretende dar energía a todos los caminantes que pasan por la Comunidad Foral en su recorrido por el Camino de Santiago, y que está elaborada con calabaza, naranja y pasas. Para Inma también es importante inculcar a los consumidores que la mermelada no es sólo para las tostadas o para acompañar el queso o los postres. Así, le gusta destacar que se pueden hacer maridajes muy ricos e interesantes con carnes o pescados. Entre otros sabores que ofrece Mermeladas Aidin destaca el de kiwi del Baztán con fresa; higos, nueces y brandy o castaña con Patxarán.