29 de diciembre de 2014

El sueño de una polaca enamorada de Navarra

El sueño de Sandra tiene forma de monte, ubicación en Navarra y un sabor emprendedor. Os dejamos que ella os lo cuente.
“Me llamo Sandra y soy de Polonia, trabajo como profesora de inglés. Vine a Navarra por primera vez hace cuatro años con la intencion de hacer fotografías y disfrutar de lo que es mi gran pasión: el monte. Las montañas de Navarra siempre me habían llamado la atención...Y en ellas empezó mi historia, una historia de amor a esta tierra, por sus pueblos llenos de sencillez, por sus bosques frondosos, sus extensos viñedos, por sus pimientos rellenos y, sobre todo, por su tradición. 
También, tengo que decir que gracias a estas montañas conocí a un gran hombre, un Navarrico que comparte mi pasión por el monte.
Creo que Navarra es un sitio mágico, por eso me gustaría que inspirara a más gente. Y por eso espero poder cumplir mi sueño de montar una casa rural. Una casa rural que una mi amor por Navarra con mi dedicación a ayudar a la gente aprender inglés. En mi casa rural los invitados tendrían la oportunidad de aprender y practicar el idioma de una forma natural. En un entorno idílico, un bello pueblo entre los prados y valles verdes del norte junto a la naturaleza y sabores inolvidables. Los visitantes podrían disfrutar de la extraordinaria gastronomía regional
Sé que esto es solo un sueño y que tal y como está la cosa es muy difícil que se cumpla. Pero sé también que para que los sueños se cumplan, lo primero es soñarlos.”


Esa es la actitud, Sandra, ¡muchísima suerte!