9 de septiembre de 2015

Reyno Gourmet amplía la familia y da la bienvenida a la Confitería y Cerería Donezar

Artesanal, a mano y de toda la vida.
Y a lo mejor pensaréis: ¿qué tiene esto de particular? Porque es verdad que hay palabras y expresiones que, de tanto usarlas, devalúan o pierden su sentido. Pero como ellos mismos afirman para Donezar, artesanal, sigue siendo lo mismo de siempre: hecho por artesanos. Y hecho a mano significa que el membrillo lo siguen removiendo con la fuerza de sus brazos. Y de toda la vida, significa desde 1853. Y teniendo en cuenta lo que duran las tiendas, o por lo menos algunas, eso es de toda la vida.





Son ya cuatro las generaciones de esta familia pamplonesa que han elaborado membrillo que han hecho las velas a mano, y que han transmitido su conocimiento y experiencia de padres a hijos. 

Por eso, el cariño y la experiencia se funden con sus chocolates y con su miel, con sus pastas, sus garrapiñadas, sus turrones, sus guirlaches, sus bolados o sus confituras… Ese mismo cuidado y ese mimo es el que le ponen también a sus maravillosas velas  fabricadas con cera natural de abeja y sobre todo con mucha paciencia para que ardan de manera perfecta y duren. La elaboración es laboriosa: sumergen cada mecha en la cera, creando, capa a capa, una vela única.

Para Donézar la excelencia está arraigada en la tradición y basan su negocio en una relación “sana” con los clientes/amigos. Informan de todos los ingredientes, si añaden azúcar o no, si utilizan conservantes, con qué materia prima está elaborado el producto...

En este mundo de prisas y de estrés que tu tienda de siempre se tome el tiempo necesario para explicarte qué vas a comer y cómo o con qué lo han hecho, es muy de agradecer.  

¿Y qué tiene que ver una confitería con una cerería y que además constituyan un negocio conjunto? Muy sencillo: antiguamente las velas no se podían fabricar en verano por el calor, y entonces decidieron diversificar el negocio y trabajar durante los meses estivales en la confitería. Pero había otra razón: y es que para la fabricación de las velas se usa cera de abeja que se obtiene junto con la miel de las colmenas. Así que la cera se usa para las velas y la miel en la confitería tanto para la venta como para la fabricación de turrón.

Tienen la calidad como garantía, por eso han decidido unirse a Reyno Gourmet; y la adaptación al cliente es su seña de identidad. 

Pero artesanal y de toda la vida no está reñida con la modernidad. Puedes realizar tus pedidos por internet y por teléfono (incluyen envío a domicilio) y solicitar el producto según tus necesidades (velas de interior y exterior, de diferentes tamaños y colores, diseñadas para eventos especiales o sencillas para una iluminación más clásica…)

Si Justo Joaquín Donézar, el bisabuelo que fundó la empresa en 1853, se diera hoy un paseo por la calle Zapatería de Pamplona y se parara ante el escaparate, estaría muy, pero que muy  orgulloso de ver a los clientes “de toda la vida” satisfechos; y de comprobar cómo su experiencia ha servido para que Donézar siga siendo símbolo de calidad, de excelencia, de tradición, y de “buen hacer” sabiendo evolucionar y crecer con los tiempos. 

CONFITERIA-CERERIA DONEZAR
C/ Zapatería, Nº 47
31001 - Pamplona (Navarra)
Tlf: 94 822 13 38 - joaquin@donezar.com

 

No hay comentarios: