6 de julio de 2009

¡Viva San Fermín!

Cuando llega el 6 de julio siempre me pasa lo mismo. Me levanto con la típica sensación de nervios en el estómago, abro la ventana para comprobar que (¡por favor, por favor, por favor!) no llueve y me pongo el pantalón y el niki blanco (planchados y encima de una silla desde la noche anterior). Si preguntáis por aquí, os dirán que esto no es sólo cosa mía. Casi todos los pamplonicas lo sienten así algún 6 de julio de su vida. Algunos cuando eran niños, otros cuando, en la adolescencia, empezaban a salir, los más, en los años de juventud y libertad, y algunos cuantos, entre los que me incluyo, SIEMPRE.

Y es que hoy a las 12:00 empieza San Fermín. Y la tradición manda que las cuadrillas, los amigos, las familias, se junten temprano, sobre las diez o diez y media, para almorzar. (Eso los que no van a la Plaza Consistorial, que acuden en masa desde las nueve o nueve y media de la mañana). Y la ciudad comienza su transformación. Conforme avanza la mañana se ven más y más personas vestidas de blanco. Casi todo el mundo se mueve con prisa. Desde todos los puntos de Pamplona acuden ríos de gente a "lo viejo" (así se le denomina aquí al casco antiguo), a su cita con la fiesta. Nadie lleva el pañuelo puesto. Hasta las 12:00 del mediodía no subirá a su sitio, alrededor del cuello. Mientras tanto permanece enrollado en la muñeca, colgando del cinturón, del manillar de la silleta, a buen recaudo en el bolso...

Mientras se suceden los primeros brindis, las primeras risas, las primeras canciones, los primeros abrazos a los amigos que llegan... va acercándose la hora. Las doce menos cinco. La multitud ase el pañuelo por las dos puntas y lo alza al aire en un grito unánime: ¡San Fermín! ¡San Fermín! ¡San Fermín! Así gritan los más osados en la Plaza Consistorial; los más jóvenes y que acceden a la fiesta quizá por primera vez, en la Plaza del Castillo; los más familiares (sobre todo los años que los niños pequeños reinan en la casa) en el Paseo de Sarasate; y en cada casa, en cada rincón, en cada esquina de la ciudad, se espera, con el corazón en un puño, que el txupinazo estalle en el cielo y la FIESTA lo inunde todo.

A los que habéis venido, que disfrutéis, y a los que no habéis podido venir, aquí os dejo un vídeo del chupinazo.

Reyno Gourmet os desea unas !Felices Fiestas!

2 comentarios:

Caminarsingluten dijo...

Sí, ¡Que viva San Fermín! y pasarlo estupendamente como sabeis hacerlo, desde hoy mismo a las 12, hasta que terminen las fiestas.

Un fuerte abrazo

Ana y Víctor.

VINCENT dijo...

Hola,

Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
para darse a conocer.

Para suscribirse a Ptitchef vaya a
http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
parte superior.

Atentamente,

Vincent