3 de julio de 2012

Y 7 de julio ....primera pochada de la temporada



Sanfermines no sólo inaugura la temporada oficial de fiestas patronales en la Comunidad Foral, también es el inicio de la temporada de un alimento muy navarro: las pochas. Y es que si hay un lugar donde la gastronomía está muy vinculada con las fiestas y fechas señaladas, ese es Navarra.
A tres días para celebrar el chupinazo de las fiestas de San Fermín en Pamplona es un buen momento para hablar de un plato que de forma obligada tienen que degustar propios y extraños (que nos visiten esos días) en cualquier menú que se precie.
Las pochas son una variedad de alubia blanca que se consume antes de alcanzar la madurez, y su nombre procede precisamente de la coloración, pálida o “pocha”, que tienen las vainas en el momento de su recolección. Los granos hacen su primera aparición por San Fermín, aunque nos comeremos las mejores durante el verano y hasta bien avanzado septiembre; su temporada es relativamente corta, por lo que tenemos que aprovechar.
En las tierras del barrio pamplonés de la Rochapea se cultivaban a finales del siglo XIX las dos variedades más importantes de pochas: la autóctona o arriñonada, deliciosa pero de bajo rendimiento, y la de bolo o redonda, de piel muy fina y con mucha fécula, originaria de Sangüesa, variedad que crece en Abárzuza, Puente la Reina, Tafalla y Tudela. 
La forma de cocinarla, como cualquier leguminosa, es variada: con codornices, con anguilas …. Pero la pocha es tan deliciosa que estofada al natural, sin nada, guarnecidas con guindillas verdes en vinagre es suficiente para hacer las delicias de este alimento. También es muy típico añadirles al estofarlas un poco de pimento, ajo, cebolla, tomate, y laurel, una receta muy sencilla y recomendable. 

Os detallamos esta receta, que es muy sencilla, para que la hagáis en casa.

¡Felices Sanfermines y Feliz Pochada!

POCHAS ESTOFADAS
Ingredientes para 4 raciones:
-    1 kg. de pochas limpias
-    1 pimiento verde
-    4 dientes de ajos
-    1 cebolla
-    1 tomate rojo
-    1 hoja de laurel
-    sal

PREPARACIÓN
Cocer las pochas en una cacerola cubiertas de agua fría, junto con el tomate cortado en dos trozos, los dientes de ajos enteros, el laurel, el pimiento troceado, y la cebolla picada. Dejar cocer todo junto a fuego suave hasta que estén tiernas. Añadir agua fría durante la cocción si fuera necesario. Antes de que concluya añadir dos cucharadas de aceite de oliva. Dejar reposar antes de servir.

4 comentarios:

Caminarsingluten dijo...

Esas pochas tienen que estar realmente deliciosas.

¡Ya queda menos para San Fermín! Disfrutad de esas fiestas tan especiales.

Navarra Gourmet dijo...

Graciass amigos, ya estamos calemntendo motores

Apicius dijo...

Por el mercado de Vitoria, el pasado jueves, ya han hecho acto de presencia las pochas.
Que pasen felices San Fermines.
Saludos

Navarra Gourmet dijo...

Gracias Apicius, hoy último día de trabajo