20 de junio de 2012

Fridela, fabulosas croquetas artesanas

Si hay alguien culpable de que no echemos de menos las croquetas, los cuadraditos o los pimientos rellenos de nuestras madres o abuelas esa es Mari Carmen Mesa Belloso, y esto, sin duda, es una tarea difícil que se merece un reconocimiento (o dos). Y es que esta tudelana, propietaria de la empresa Fridela, tuvo en 1989  la idea de congelar y vender las deliciosas croquetas caseras que hacía su madre, introduciéndose así en un mercado en auge que no contaba con productos artesanos y de calidad. Y la búsqueda de estas dos cualidades, precisamente, ha sido la razón de ser de esta empresa y de su fundadora, Mari Carmen, que ha recibido el XII Galardón en reconocimiento a toda una Trayectoria Empresarial que entrega cada año la Asociación de Empresarios de la Ribera de Navarra .


Mari Carmen es una empresaria que con tesón y mucho esfuerzo ha hecho crecer un proyecto que ha sabido unir modernidad y tradición, y que comenzó fabricando precocinados en un pequeño obrador montado en la trastienda de un establecimiento. Poco a poco se fue adaptando a la creciente demanda de sus productos y ahora cuenta con una fábrica con un moderno obrador para dar servicio a sus numerosos clientes, entre los que se encuentran cinco de las 10 empresas distribuidoras más importantes de Europa.

A pesar de las dimensiones alcanzadas por Fridela, su amplia gama de productos sigue manteniendo su toque artesanal, huyendo de los conservantes y aditivos en su fabricación, con el fin de ofrecer productos precocinados de máxima calidad y naturales. Y en esta larga andadura empresarial, repleta de éxitos, Fridela ha ido de la mano de Reyno Gourmet y Alimentos Artesanos, marcas consolidadas hoy día como signos distintivos de productos de calidad y en las que creyó desde su creación Mari Carmen Mesa.

La constante evolución de sus estructuras y recursos humanos ha consolidado a Fridela como una empresa  innovadora y dinámica que también se ha sabido adaptar en tiempos de crisis. 

Enhorabuena