19 de enero de 2011

Pinchos con queso saben a beso


"Uvas con queso saben a beso" y "Foie con queso sabe a beso" y "Jamón de pato con queso sabe a beso" e incluso, si me apuráis, "Boquerón con queso también sabe a beso". En resumidas cuentas, que lo que de verdad sabe a beso, es el queso. Y si ese queso es D.O. Roncal, la cosa puede ser épica. Así lo ha visto la Denominación de Origen Roncal que puso en marcha hace unos meses una original acción de Street Marketing y que el próximo viernes, 21 de enero, a las 12:00 horas llevará hasta el stand de Navarra en Fitur.

Os voy a contar en qué consiste. Se colocarán unas mesas dentro del propio stand, con las diferentes variedades de queso Roncal y ricos productos navarros que puedan acompañar y madirar con este delicioso manjar: jamón de pato, trufa, piquillo de lodosa... El resultado, seis impresionantes pinchos:

- Montadito de queso con setas y Piquillo de Lodosa caramelizado
- Espuma de queso Roncal con polvo de jamón, tomate concasse y flores de pensamientos
- Dulce-salado/acido-picante con queso, frambuesa, anchoa, rúcula y caramelo de Módena
- Sandwich de queso con manzana y pistachos
- Bacalao marinado y pesto del Roncal
- Queso del Roncal con jamón de pato y vinagreta de trufa y pera

Junto a las mesas un grupo de prescriptores atenderá a los visitantes a la Feria y les preguntará con qué quieren el queso y les ofrecerán uno de los seis pinchos que acabamos de ver. Una vez elegido se le da a probar con la frase, pongamos por caso, “Piquillo de Lodosa con queso sabe a beso”, o “jamón de pato con queso sabe a beso”, (el pincho que hayan elegido), mientras se les da un beso en la mejilla, como gesto de cariño.

No es obligatorio aceptar el beso, claro está, pero creo que, en los tiempos que corren y ante el estrés y la tensión que a veces nos rodean, puede ser un bálsamo para el espíritu. Queso Roncal para el cuerpo y un beso para el alma.

Esta misma acción ya la han hecho antes en Pamplona. El 14 de diciembre se organizó en el centro comercial La Morea. La degustación se realizó a partir de las seis de la tarde hasta las ocho y se repartieron unos ochocientos pinchos a un público comprendido mayoritariamente por padres de familia jóvenes que estaban esa tarde de compras en el centro.

Al día siguiente, sábado por la mañana, se realizó en uno de los mercados municipales de Pamplona, el del II Ensanche, ante un público muy diferente: mayor que el del día anterior pero igualmente agradecido por recibir los besos de los prescriptores. En total se repartieron más de mil pinchos.

Los que estéis por Madrid, animaos a probarlos y ya nos diréis qué os parecen los pinchos y los besos de los azafatos y azafatas (porque hay para elegir) que os conviden. Os dejo unas fotografías de los lugares que os acabo de citar.


3 comentarios:

Toñi (picapusa) dijo...

uhmmm yo sería feliz alli, me encanta el queso, asi que disfrutaria, jajaja

Marta Borruel dijo...

Pues anímate Toñi, acércate a Fitur y pruébalo. O en su defecto, vente algún día a Navarra y podrás catar el queso Roncal y también el queso Idiazabal. U

Jesús Jiménez dijo...

Que bueno, Marta!

No te olvides mandarnos foticos y una pequeña referencia de este evento para que lo incluyamos ya en 400 Kms!!!!

Guay!!!

Saludotes

Jesús Jiménez
400 Kms