15 de mayo de 2009

Manuel Gago (Código Cocina): "La relación entre profesionales, empresas y consumidores es increíblemente dinámica en gastronomía"

Manuel Gago Mariño (Palmeira, Ribeira, 1976) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Santiago de Compostela. En la actualidad, es director de culturagalega.org. En el ámbito gastronómico, Gago es creador y promotor de Código Cocina, un código de buenas prácticas para blogging gastronómico y colabora semanalmente en el programa gastronómico de Radio Galega "Come e Fala". Sus textos pueden leerse en Paparotas & Co de Capítulo 0, su blog personal, fundado en 2004. Participará en el Congreso Navarra Gourmet en "La blogosfera Gastronómica ¿Una realidad emergente?". Estas son sus consideraciones iniciales acerca del mundo que debatiremos...

El reclamo de la ponencia es "La blogosfera gastronómica ¿Una realidad emergente?" ¿Hace cuándo deja de ser algo emergente para ser una realidad?

Buena pregunta. Lo bueno que tiene Internet es que es, y será así siempre por definición, una realidad continuamente cambiante. Cada mes surgen nuevos formatos y nuevos servicios para contar historias: al principio sólo las prueban algunos, y al cabo de un tiempo las que triunfan se popularizan, y se consolidan. Los blogs han sido emergentes y ahora creo que se han consolidado. Lo emergente es hoy servicios de microblogging como Twitter o la creación de grupos y perfiles en Facebook. Y en el próximo evento Navarra Gourmet seguro que hablamos de nuevos servicios que aún no conocemos... Lo que si ha ocurrido es que en los últimos dos años hemos observado una consolidación de Internet como el canal más empleado y recurrido por aficionados y profesionales para obtener información y puntos de vista sobre todo lo que tiene que ver con actualidad gastronómica. El interés creciente del sector y de los consumidores va paralelo, por cierto, a un incremento de la calidad de muchos de los blogs y servicios 2.0 dedicados a la enogastronomía: cada vez se escribe mejor, se hacen mejores fotos. El cómo gestionar "que nos hagan caso" las empresas, las bodegas y los restaurantes será uno de los grandes debates y retos para los blogueros en los próximos dos años. Los periodistas tienen práctica en gestionar esto, pero para mucha gente que escribe y publica desde fuera del sector esta atención es totalmente nuevo. 

¿Cuales son tus principales valoraciones sobre la blogosfera gastronómica siendo coordinador de un directorio de blogs de cocina?

Pues estamos hablando de un sector fascinante. Es muy reducido en números si lo comparamos con otras áreas temáticas de la blogosfera española, como la tecnología o la política, por ejemplo, pero es increíblemente dinámico en la relación que establece entre profesionales, empresas y consumidores. En la actualidad, en este mundo hay como dos grandes tendencias: aquéllos que centran buena parte de trabajo en la publicación e intercambio de recetas, y otro grupo, más minoritario pero más visible en audiencia, que reune a bloguers que realizan publicaciones electrónicas más diversas, con críticas de restaurantes, recetas, libros, películas, etnogastronomía, vinculadas a este mundo. 

Creo que en los próximos dos o tres años veremos también nuevas iniciativas, muy interesantes, que saldrán de este mundo. Por otro lado, por lo que observamos en el Código Cocina, creo que hay una realidad que está ahí a la que aún, en España, no le hemos sacado todo el provecho y las posibilidades de intercambio: los blogs de todos los países de habla en portugués y español, en Europa y América Latina. Formamos una comunidad increíblemente amplia y dispersa a lo largo del mundo. Y eso puede suponer una riqueza de opiniones y voces importantísima.

¿Cómo valoras la iniciativa 2.0 de Navarra Gourmet para acercarse a toda esta demanda?

Es una propuesta muy inteligente, en la medida en que el gran movimiento y debate gastronómico en España está en este momento en los blogs y en las redes sociales. Confío en que funcione bien; para los que creamos contenidos enogastronómicos en la red, esta presencia 2.0 del congreso nos facilita muchísimo las cosas y la difusión del contenido.